Lograr la eficiencia energética en el hogar cada día se convierte en un reto mayor tanto para productores como para consumidores. En una buena solución de eficiencia es importante tanto la reducción del consumo como en la implementación adecuada de la solución.

En este sentido una de las áreas más desarrolladas que cumplen estos dos factores es la producción de Agua Caliente Sanitaria (ACS). Su demanda se incrementa a diario y año tras año no sólo en los hogares sino también en otras actividades cotidianas generando un impacto energético importante.

Soluciones de ACS para el hogar

Se diferencian dos formas de producción de ACS: la realizada de manera instantánea o mediante acumulación. Para general se emplean diferentes fuentes de energía: eléctrica o combustibles fósiles derivados del petróleo (Gas Natural, Propano o Butano o Propano).

En el mercado español gran parte del ACS por las instalaciones y construcciones presentes, se utiliza la producción instantánea a partir de derivados del petróleo.

Comparativamente cuando se dispone de energía eléctrica se acumula el agua caliente para poder obtener la cantidad deseada a la temperatura requerida, sin necesidad de una potencia eléctrica contratada elevada.

De hecho las alternativas de producción de ACS mediante acumulación son muchas. La diferencia está en la capacidad de acumulación, la capacidad térmica disponible y la eficiencia energética (según el uso de la energía eléctrica).

Es posible calentar agua a través de bomba de calor (aerotérmica o geotérmica), o usando un sistema de energía solar térmica como buenas opciones para lograr la eficiencia energética.

Espero que os haya resultado interesante como a nosotros, si queréis estar informado de todas las noticias que vamos publicando recordar que todos los jueves a las 9:00 publicamos y si queréis podéis seguirnos en redes sociales o en nuestro blog

https://www.gimanpro.com/

https://www.gimanpro.com/blog/

https://twitter.com/gimanpro1

https://www.facebook.com/Gimanpro-370158266651910/