La auditoría energética

La-auditoría-energética

La-auditoría-energética

La auditoría energética consiste en un proceso debidamente sistematizado que permite la evaluación de manera completa sobre el consumo energético de la empresa.

De tal forma, se obtiene una información fiable y segura que facilita detectar los aspectos que perjudican la eficiencia, y consumo de electricidad.

De modo que, el desarrollo de la auditoria permite identificar, evaluar y ordenar las mejores opciones para canalizar un ahorro de energía eficaz, segura y constante. Para ello, se analizan los factores económicos y técnicos.

Por esta razón, te presentamos la introducción a la auditoria energética, la cual, es necesaria para abordar conocimientos y estudios de manera compleja.

Objetivos de la auditoria energética

El principal motivo por el cual se realiza este proceso sistemático es porque se requieren los estados reales del consumo energético de la empresa.

De esta manera, son más evidentes los lugares o áreas donde se consume mayor cantidad de energía. Además, se demuestran las características que perjudican el consumo completo.

Así que, a continuación, te mostramos de manera detallada la finalidad del procedimiento:

  • Es primordial conseguir cambios importantes en las contrataciones de combustible y energía eléctrica, para que sean óptimas y no perjudiquen el consumo.
  • Regular las fuentes de energía a las maquinarias principales.
  • Lograr la eficiencia de la empresa al descartar las pérdidas energéticas de la compañía.
  • Disminuir las emisiones y subproductos que consuman energía innecesaria en las instalaciones.
  • Alcanzar la diversificación de las fuentes energéticas.
  • Crear, evaluar y aplicar proyectos con energía renovables.

Importancia de la auditoria energética

Fundamentalmente, un procedimiento de este tipo es importante para disminuir los costos del servicio eléctrico, como también se amplifica y protege la vida útil de los equipos.

Por lo tanto, se crea una imagen de la empresa que refleja consciencia acerca del impacto ambiental, de esta manera, aumenta la competitividad en el campo empresarial.

Fases de la auditoria energética

Para llevar a cabo un proceso sistemático se requiere realizar, evaluar y aplicar diversas fases que serán clave para cumplir con los objetivos.

A continuación, presentamos las fases de la auditoría energética requeridas:

Recolectar datos generales

Para iniciar se debe tomar los datos generales que abarquen las cifras reales de producción y los gastos energéticos de las instalaciones de la empresa.

De manera que, se requiere de equipos de medición que estén bien calibrados, homologados y manipulados por profesionales para medir los servicios de forma correcta.

Registro energético

Todas las maquinarias o sistemas que pertenezcan al sector de producción de la empresa serán identificados con su respectivo consumo energético.

Para esto, es necesario conformar un diagrama de bloques de todo el sector de producción que facilitará el registro de costes y consumo energético.

Así como también, se debe detectar y tomar los consumos históricos de todas las maquinarias o instalaciones, y el precio regulado de cada clase de energía en período.

Mejoras y recomendaciones

Para concluir con el procedimiento hay que exponer las propuestas en un informe que contenga lo siguiente:

  • Minimizar el consumo energético y, a su vez, los costes asociados.
  • Mejorar las negociaciones y consolidar excelentes propuestas con los proveedores energéticos.
  • Recomendaciones para diversificar las fuentes de energía.
  • Elevar la productividad y eficiencia de los equipos, maquinarias o sistemas.
  • Considerar o evaluar los periodos de recuperación de la inversión, según las propuestas.

La auditoría energética de  edificios

En la actualidad existen modernas normativas que se encuentran facultadas para lograr una eficiencia energética de edificios, mediante el ahorro energético limpio y eficaz.

Sin embargo, aún están los antiguos edificios con desactualizados equipos que no alcanzan dar un óptimo servicio para evitar el alto consumo energético. Todo ello se debe a los obsoletos o antiguos equipos, que brindan un mal mantenimiento y mal uso de las maquinarias.

Por esta razón, los edificios de construcción moderna y antigua han optado por elegir proyectos ideales para la rehabilitación energética en ellos.

Entre los edificios que se encuentra son hospitales, centros deportivos, centros culturales, hoteles y oficinas, con consumos importantes de energía.

De tal forma,  la auditoria energética proporciona novedosas ventajas para las compañías, como hacer cumplir con criterios de sostenibilidad y ahorrar energía a lo necesario.

¿Cómo efectuar una auditoria energética en los edificios?

Para cumplir con las fases requeridas, y consolidar los objetivos es necesario iniciar evaluando 3 sectores del edificio:

  • Equipos y maquinarias que consumen energía eléctrica.
  • Iluminación.
  • Climatización.

El personal profesional ampliamente capacitado tendrá la responsabilidad de realizar un análisis en los tres sectores mencionados. Así pues, clasificarán los consumos de energía y las ineficiencias energéticas localizadas.

Para ello, los profesionales se apoyan en modernos equipos de trabajo como cámaras termográficas, analizadores de redes o de gases de combustión, empleando software de simulación y calificación energética.

Por último, se crea, desarrolla y ejecuta un plan de implantación para conseguir las medidas de ahorro energético. De esta forma, se cumplirán los objetivos de erradicar la ineficiencia energética en todo el edificio.

La auditoría energética en las industrias

Las industrias se caracterizan por presentar ineficiencias energéticas en sus diversos procesos de producción.

Por lo tanto, requiere de un análisis y estudio en áreas específicas, comúnmente conocidas como Tecnologías horizontes. Entre ellas podemos encontrar las siguientes:

  • Sector de aire comprimido y distribución.
  • Bombas y motores de extracción.
  • Producción de vapor.
  • Generación de frío industrial.
  • Climatización.
  • Maquinarias, equipos o sistemas que consumen energía en la empresa.

En este sentido, es oportuno estudiar el potencial de la eficiencia energética en la industria, evaluando detalladamente y modificando los procesos de tecnología.

Asimismo, se analizan aspectos importantes como los horarios y tiempo de producción, para materializar proyectos de instalaciones de cogeneraciones.

La auditoría energética de alumbrado

El alumbrado público se destaca por acumular el 70 % de todo el gasto energético a nivel municipal, siendo inferior el gasto de los hogares o industrias.

Por su parte, en cuanto a las cifras de la eficiencia energética del alumbrado público o exterior muchas presentas fallas de funcionamiento e ineficiencias energéticas.

De modo que, las auditorías energéticas de alumbrado exterior o público son ideales para regular todo tipo de ineficiencias que afecten en gran escala el medio ambiente.

Inventarios de las instalaciones

Para ello, es primordial realizar un inventario muy detallado sobre las instalaciones, es decir, del alumbrado público o exterior.

De manera que, se determine el potencial de eficiencia energética de las instalaciones en total. La cual, permita ejecutar un proyecto de implantación de medidas de ahorro energético, como medioambientales y económicos.