Te preguntarás qué es una auditoría técnica; un término que puede sonar algo complejo. En términos generales una evaluación o auditoría técnica es la inspección y análisis de la degradación que puede haber sufrido una instalación, maquinaria o una planta industrial a lo largo del tiempo.

Es algo así como hacer una foto instantánea del estado técnico de una planta, de cada equipo que la compone y de su funcionamiento. Gracias a este análisis se puede determinar qué fallas presenta la planta, qué reparaciones deben hacerse, qué equipos se deben sustituir o cuáles ya concluyeron su vida útil.

Una adecuada auditoría técnica debe ser realizada por expertos conocedores del tipo de instalación a analizar (planta industrial, bodega, refinerías, maquinaria, etc.), así como de los equipos que la componen.

Aspectos básicos de una auditoría técnica

Normalmente se inicia dividendo la instalación a auditar en áreas según el tipo de proceso que se realiza (lo funcional) y cómo se hace (lo técnico).

En la auditoría funcional se define lo que se hace en cada área de trabajo y se comprueba que se haga. Un ejemplo es que si se analiza la función de una estación de gas que es proporcionar combustible, se debe verificar que efectivamente cumpla su objetivo final para lo que fue creada y funcione correctamente.

La auditoría técnica se concentra en sí el estado técnico de cada equipo que compone la planta es el correcto. Una inspección técnica no podrá llegar a verificar cada tornillo, para ello el experto deberá determinar sus alcances y cómo hacerla viable.

Espero que os haya resultado interesante como a nosotros, si queréis estar informado de todas las noticias que vamos publicando recordar que todos los jueves a las 9:00 publicamos y si queréis podéis seguirnos en redes sociales o en nuestro blog

https://www.gimanpro.com/

https://www.gimanpro.com/blog/

https://twitter.com/gimanpro1

https://www.facebook.com/Gimanpro-370158266651910/