Un estudio reciente de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia, AAAS, determinó que la instalación y generación de energía a través de parques eólicos y solares a gran escala en desiertos como el Sahara y en la vecina región del Sahel, podría incrementar las lluvias locales y aumentar la vegetación propia de la zona.

Según los científicos los parques eólicos hacen que el aire caliente y el más fresco se mezclen de forma irregular para generar un ciclo de retroalimentación que a su vez da lugar a mayor evaporación, más lluvias y por ende, mayor crecimiento vegetal.

Por su parte los paneles solares reducen el reflejo de la luz y desencadenan una retroalimentación positiva albedo-vegetación (porcentaje de radiación que refleja una superficie respecto a la radiación que incide sobre ella).

Los investigadores afirman que estas dos tecnologías renovables podrían aumentar las precipitaciones hasta un 50 % de manera individual, sin embargo, al combinarlas y crear parques eólicos y solares en conjunto las lluvias se podrían incrementar hasta en un 150%.

La Asociación ha centrado su estudio en el Sahara porque es el desierto más grande del mundo, es poco habitado y goza de buenas condiciones de viento y sol, lo que favorece el desarrollo de parques eólicos y solares sin alterar los usos naturales y humanos del suelo (fines agrícolas).

En el Sahel hay transición entre el desierto y la sabana boscosa con gran potencial de generación. Ambas regiones están cerca de Europa y Oriente Medio donde la demanda de energía está en crecimiento.

Espero que os haya resultado interesante como a nosotros, si queréis estar informado de todas las noticias que vamos publicando recordar que todos los jueves a las 9:00 publicamos y si queréis podéis seguirnos en redes sociales o en nuestro blog

https://www.gimanpro.com/

https://www.gimanpro.com/blog/

https://twitter.com/gimanpro1

https://www.facebook.com/Gimanpro-370158266651910/