Requerimientos de una casa pasiva

A diferencia de lo que exige el Código Técnico actual de la Edificación, el estándar Passivhaus, aplicado el clima español, exige una demanda de energía necesaria para calefacción y/o refrigeración menor o igual a 15kWh/m² al año, calculado con la herramienta PHPP, que establece condiciones de control mucho más rigorosas que el CTE, y la energía primaria utilizada por la edificación no debe superar los 100 kWh/m² al año, incluyendo todos los consumos vinculados con el uso del edificio (también electrodomésticos, electricidad auxiliar etc.).

La hermeticidad al paso de aire (n50 menor o igual a 0,6 renovaciones/hora) garantiza no solo un edificio de bajo consumo energético, sino la ausencia de condensaciones intersticiales en la construcción, una patología bastante común en edificio convencionales en España. Además, edificios que cumplen este valor exigente, se caracterizan por un confort acústico muy elevado, precisamente interesante en un país azotado por una contaminación de ruido elevadísima (en las urbes).

Cumplir estos requisitos para la edificación supone un ahorro en la demanda de energía de hasta un 90% con muy bajas emisiones de CO2, hecho relevante para los compromisos políticos de las ciudades y regiones españolas.

El Estándar Passivhaus

Llamamos casas pasivas a aquellas construcciones diseñadas bajo el estándar Passivhaus, un concepto constructivo que surge en Alemania en los años 90. La certificación o estándar Passivhaus es un referente mundial en cuanto a la obtención de edificios certificados pasivos o casas pasivas.

Una construcción diseñada y realizada siguiendo estos principios básicos del estándar Passivhaus se traduce en una vivienda con unas necesidades muy bajas en calefacción y refrigeración. Se trata por tanto de un estándar de construcción que combina un elevado confort interior, en invierno y en verano, con un consumo de energía muy bajo a un precio asequible.

¿Casas pasivas o Edificios de Consumo Casi Nulo?

Aunque el objetivo final de ambos tipos de construcción es el ahorro energético del edificio, las casas pasivas y los EECN (NZEB en sus siglas en inglés) se rigen por criterios distintos. Los requerimientos para lograr la certificación de casa pasiva Passivhaus son más exigentes que lo que la normativa define como Edificio de Consumo Casi Nulo.

A nivel europeo, es la Directiva Europea 2010/31/UE, la que define los criterios concretos por los que un edificio se considera de consumo de energía casi nulo (EECN o nZEB en inglés), aunque esta directiva europea permite también que sea cada país quien defina, en función de sus características singulares, qué es un edificio de consumo energético casi nulo.

En España, la definición concreta de Edificio de Consumo Casi Nulo depende del Código Técnico de la Edificación en su Documento Básico DB HE Ahorro de Energía, pendiente de actualización a la hora de redactar este artículo.

Como ejemplo, En el actual CTE en España se establece límite hasta tres veces superior, es decir, 45 Wh/m2. El estándar Passivhaus exige un límite de demanda para calefacción y/o refrigeración menor o igual a 15kWh/m²

noticia sacada de la web https://www.caloryfrio.com/ y este es el enlace de la noticia PULSA AQUÍ

Espero que os haya resultado interesante como a nosotros, si queréis estar informado de todas las noticias que vamos publicando recordar que todos los jueves a las 9:00 publicamos y si queréis podéis seguirnos en redes sociales o en nuestro blog

https://www.gimanpro.com/

https://www.gimanpro.com/blog/

https://twitter.com/gimanpro1

https://www.facebook.com/Gimanpro-370158266651910/

#ahorroenergético    #energía   #mantenimientos     #auditoria

@ahorroenergético   @energía  @mantenimientos  @auditoria